Tomás Prieto de la Cal nos habla de la que posiblemente sea su mejor temporada de la última década y del histórico tentadero que tendrá lugar en Algemesí (Valencia)

Tres meses después de nuestra última cita con D. Tomás Prieto de la Cal, pocos son los lotes lidiados y muchos los triunfos cosechados, entre ellos, el obtenido el pasado domingo 6 de agosto en la francesa ciudad de Parentis-en-Bort.

Máximo Mollá

Tomás, ¿Se encuentra satisfecho del juego de sus astados en la cita francesa de Parentis?

La verdad que sí, la novillada del domingo posiblemente fue una de las mejores novilladas que he lidiado en el transcurso de la última década en Francia. Fue una novillada fuerte y encastada que peleó en varas, siendo cuatro los novillos que recibieron tres puyazos. Cosa extraña en estos tiempos. Pero lo realmente importante es que la plaza contempló un lleno y que no hubo un novillo destacado, sino que fueron varios. Los aficionados salían hablando cada cual de un novillo y esto refleja claramente la importancia de la novillada.

La cita de Parentis fue excelente, pero no es el único triunfo obtenido tras la cita de Vauvert, la última vez que nos sentamos hablar.

Así es, desde que allá por el 18 de mayo nos sentamos a hablar de la corrida de Vauvert, pocos son los sitios donde he tenido la oportunidad de lidiar, pero muchas las cosas sucedidas.
Tras Vauvert, la primera cita fue el 23 de julio en Alcudia (Mallorca), en plena guerra antitaurina, y conseguimos llenar la plaza, una plaza con 3.000 personas pagando frente a 5 personas protestando fuera e insultando a nuestros derechos. En cuanto al festival, 9 fueron los erales lidiados y 7 de ellos salieron muy encastados y con transmisión, dando opciones a los toreros.
La segunda fue una cita tradicional de la casa, en Lodosa (Navarra) el 1 de agosto. Tanto el encierro como la novillada fueron clasificados por la prensa como espectaculares.
La novillada presentó un juego cargado de casta y variado. De ésta, destacar a “Hocicón” lidiado en 4º lugar, que ha sido nombrado en la tarde de ayer como “Mejor Novillo” de la feria lodosana. Seguramente su espectacular lucha en varas –recibiendo cuatro puyas– y la transmisión en la muleta fueran las bases de su éxito.

¿Y qué le queda por lidiar en este presente año del 2017?

Dos novilladas picadas: una en Pedrajas de San Esteban (Valladolid) y otra en Andorra (Teruel). Mientras que tres son los encierros de erales, en Aroche, Allon y Motril.

También lidiará en Algemesí seis novillos en la lidia a caballo.

Así es, todo es importante, mi intención es quedar bien para así optar el próximo año a la lidia ordinaria. Para ello, serán seis novillos bonitos, bien hechurados y con nota.
Con esto pretendo ganarme el sitio para la “Semana de Bous 2018” como lo hacían los toreros de los años 50 en la plaza y no en los despachos como en la actualidad.

Esta ciudad valenciana también podrá disfrutar por vez primera en la historia de un tentadero público de las hembras que pacen en “la Ruiza”.

Nunca en la vida hemos realizado algo similar. Soy una persona que me gusta lo tradicional y esto me suponía un cambio muy grande. Gran parte de que finalmente esto se lleve a cabo es obra de D. Javier Villanueva “Villa”, que tras contactar conmigo y unas largas conversaciones, llegamos a la conclusión de que sería una buena forma de llegar a la afición, de que así estos pudiesen conocer otro tipo de toro y de embestida, a la par que los que empiezan puedan conocer nuestros astados y se acoplen a la casta que estos desprenden para una vez de matadores los toreen.
Para la ocasión he reseñado unas hembras muy interesantes y pretendo realizar un tentadero como si lo hiciera en casa. Estoy convencido de la buena disposición con la que lo afrontarán los alumnos de la escuela taurina valenciana y de que todo será un éxito. No sé si será lo correcto, pero este es el espíritu con el que afronto esta ilusionante cita.

Hoy nos hemos topado con un Tomás con una energía diferente pero con las mismas ganas de lucha e ilusión de siempre.

La presente temporada se está convirtiendo, por méritos propios, en un excelente año. Los astados están embistiendo con casta, raza, fuerza y transmisión (justamente lo que hoy se echa de menos en las corridas y lo que demandan los aficionados) y, además, con un alto porcentaje de animales con condiciones para que el torero su luzca y triunfe.

Desde “Bous a Llíria”, deseamos que continúen los triunfos ganaderos y personales de D. Tomás Prieto de la Cal, a la par que esperamos ansiosos todas las citas que le quedan por realizar, pero de forma especial las que se refieren a nuestra vecina localidad de Algemesí, donde no faltaremos ninguna tarde y menos aún la mañana del jueves 27 de septiembre para la cita histórica de poder ser testigo de una tienta de la prestigiosa e histórica casa ganadera de D. Tomás Prieto de la Cal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*