Varea: “Mi mente piensa ya en Castellón, pero quiero volver a Madrid”

El diestro de Almassora se sincera ante Bous a Lliria explicando su situación actual, pero sin dejar de mostrar las ganas y el esfuerzo que está haciendo este invierno, físico y mental, por hacerse un hueco entre las ferias de la próxima temporada.

Paloma Moreno.

 

¿Jonathan, qué tal estás?

Bien entrenando y pensando en Castellón, deseando que llegue.

-¿Cómo estás planteando este invierno que, quizás, puede ser clave?

Este invierno intentaré prepararlo intensamente, entrenando mucho, intentar hacer todo el campo que se pueda y poder matar algún toro en el campo para llegar a Castellón lo más preparado posible. He hecho algún tentadero, pero hasta el mes de enero o febrero no empieza el campo fuerte.

-¿De qué manera prepara Varea la siguiente temporada? ¿Cómo es esa preparación intensa antes de las primeras fechas del año?

Normalmente siempre he pasado los inviernos en Medina Sidonia (Cádiz), pero este año he venido a Madrid para cambiar de aires y aquí (en Madrid) la Casa de Campo, hay muchos profesionales, tengo amistad también con el maestro Uceda Leal y me ayuda a corregir esa asignatura pendiente que es la espada. Suelo marcarme una rutina, levantarme, hacer físico e ir al gimnasio, correr y torear mucho de salón. Trabajar mucho la mente; constantemente hablar de toros y ver vídeos. Estar rodeado de profesionales.

Trabajar la mente es una parte fundamental de cara a los compromisos, pero hay algunos que son más difíciles de preparar por la presión que conllevan. ¿Cómo ayudas a trabajar tu mente?

Es verdad, cada tarde tiene una importancia, aunque todas son importantes, pero sí es cierto que hay tardes que te juegas mucho y no es fácil. La mente pues, teniendo gente profesional que sepa hablarte, que sepa entenderte, que sepa dirigir tus pensamientos porque a veces la mente es muy traicionera y por eso con gente profesional, muy experimentada, que te puede trasmitir esa experiencia, te ayuda a no decaer a sacar, a no flojear, a venirte arriba, a sacar ese orgullo torero. Ese orgullo torero uno lo tiene dentro y muchas veces sale, pero lo que hay que intentar es que tenga una regularidad.

A pesar de que a priori se marcaba una temporada llena de festejos, al final has terminado con menos de 10, entre ellas tu confirmación en Las Ventas. ¿Cuál es el balance que harías de este año, el año de tu confirmación como matador de toros?

No ha sido un año fácil y no fue como uno quería. He toreado 8 corridas de toros, que en los tiempos que corren, pues alomejor si lo comparamos con hace x años equivalen a 20 corridas de toros porque se han reducido muchos los festejos. Pero sí que no ha sido un año satisfactorio, se empezó muy bien, en Vistalegre no hubo suerte con los toros pero se quedaron buenas sensaciones con el capote; en Castellón la espada me privó de un triunfo importante; en Arnedo una oreja a un Victorino, pero llegó Madrid y no salieron las cosas: salió un buen lote de Garcigrande y eso me ha pesado mucho esta temporada.

La verdad que me costó mucho levantar cabeza porque era una tarde que tenía que pasar algo sí o sí, la tarde mas importante de mi vida y pareció que se escapó y me afectó. He hablado con compañeros, entrenando, mucho tiempo de soledad y poco a poco se viene recuperando uno. Eso le ha pasado a muchas figuras del toreo y ya con las ansias de volver a Madrid. Ha sido un año que no han salido las cosas, cuando no he matado los toros, éstos no han embestido… No han salido las cosas como esperaba.

¿Cómo reaccionaste en ese momento, con ganas de tirar la toalla, de venirte arriba… ? ¿Cómo lo afrontaste?

Psicológicamente me dejó destrozado, me sentía como inútil, que estuve a punto de pegar una patada a todo y tirar todo por la borda, pero es que el toreo es así. No siempre se ve como uno quiere, el problema fue ese, que hubo toros con posibilidades y no pasó nada. Luego, el contacto con mis paisanos, con los vareístas, que parecían disgustados y eso me afectó a mi también porque quiero sentirme feliz y hacer feliz a mi gente. Me hizo mucho daño, la verdad que me afectó muchísimo y hasta hace poco no estaba levantando cabeza.

Ahora a pensar en lo que viene por delante…

He tenido varios contactos en el campo, con novillos y con vacas, y te das cuenta que tu vida es el toro y que lo que te hace feliz es torear. Toca prepararse y tardará más o menos, pero estoy convencido que llegará.

El toreo da una de cal y muchas de arena y ser optimista es un punto a tu favor.

Sí que es verdad que tener una mente positiva te adelanta mucho. En eso yo he pecado mucho porque siempre he sido negativo, poco optimista y siempre pensaba en lo malo en vez de lo bueno. Mi mente, por lo que sea, es mas débil que la de otros compañeros y pasa factura. Por mi forma de ser, me considero una persona sensible y que no tengo maldad; todo lo hago con el corazón. Sabiendo donde esta ese problema ahí es donde hay que superarlo.

¿Con qué sentimientos y sensaciones te has encontrado a lo largo de la temporada?

Cada tarde me quedo con algo y eso es algo que me decía Santiago López sobre José Tomás, que cuando iniciaba a lo mejor había pegado una tanda buena y las otras regular, y Santiago era en lo que se fijaba, que cuando fuera capaz de pegar cuatro tandas así allí cambiaría el cuento. Eso me lo he aplicado a mí. En Vistalegre disfruté con el capote; en Castellón hubo pasajes de torería y muletazos buenos con la izquierda; con los Victorino se me vio un torero poderoso – se me considera un torero clásico–, pero se me vio capaz de enfrentarme al toro complicado, con peligro; y muchas tardes sueltas que he podido matar bien los toros.

Ahí es donde tengo que trabajar más, en esos detalles de cada tarde. En Madrid fueron tres muletazos sólo con la mano izquierda, pero fueron tres naturales en los que escuché a la afición de Madrid y se me pusieron los pelos de punta. Conseguir esos detalles, y hacerlo todo compacto en una tarde, en una faena, que es donde se marca la diferencia. Esa es mi motivación y mi lucha día a día, juntar eso en una faena, en esa rotundidad y sobre todo, la regularidad en el día a día. A veces tenemos una tarde buena y dos malas. Las figuras normalmente tiene esa regularidad de que siempre pasa algo. Es lo que hay que conseguir y en lo que estoy luchando.

– Esta temporada, después de una campaña junto a Alberto García, han decidido romper con la relación de apoderamiento. ¿Qué motivos propiciaron esa decisión?

Hemos terminado bien y mantenemos una buena amistad. Al terminar la temporada tuvimos una reunión y siendo conscientes de la situación, de que no había pasado nada grande ninguna tarde. Además, Alberto no iba a dar plazas que ha dado este año, no iba a dar esos festejos. Él tenía en mente que le habían llamado varios toreros, que iban a tener una buena temporada. Entonces… analizando, vimos conveniente que ambas partes que él iba a tener una gran ocupación con otro torero, que quizá podría quitarme tiempo y campo para mí, compartiendo el poco campo que me pudiera dar. Desde luego que terminamos tan amigos, tengo que agradecerle muchísimo, que he podido torear 8 corridas de toros sin que hubiera pasado nada importante y quiero desearle mucha suerte.

¿Cómo está esa situación en la actualidad? ¿Ya ha mantenido algún contacto con algún apoderado?

Los contactos que ha habido creo que prefiero esperar para tomar una decisión. Prefiero seguir este invierno como estoy haciendo, buscándome la vida para hacer campo o para llamar a la empresas y de momento Castellón creo que quiere contar conmigo. Intentar llegar lo mas preparado posible para que pase algo importante y poder molestar a otras empresas.

¿Qué planteamiento tienes respecto a la independencia en esta cuestión?

Espero que después de Castellón, que tiene que pasar algo sí o sí, que salga esa persona idónea, que me ayude a que sólo tenga que centrarme en torear. Que no tenga que tener la cabeza en mil cosas. Intentaré llegar a Castellón sólo pero poder encontrar luego a esa persona. Si no sale nadie, no tendré más remedio que seguir luchando y molestando a las empresas. Que se entienda que no me refiero a molestar como tal, puesto que si llamo a esas empresas es porque creo que tengo motivos para hacerlo.

¿Tus expectativas personales de cara a la próxima temporada?

De lo que me gustaría a lo que pueda pasar habrá un trazo, pero me gustaría iniciar en Castellón, poder ir a Madrid y luego creo que me merezco estar en Zaragoza. El único indulto que ha habido en la plaza de toros a lo largo de toda su historia ha sido mío y que no haya ido en las dos siguientes temporadas, espero que sea en la tercera. No sé si influirá la empresa, pero ella estaba cuando ocurrió lo del indulto y no lo tuvieron en cuenta de cara al año siguiente… Sobre eso, no creo que lo tenga en cuenta la nueva empresa que llegue a Zaragoza. Yo voy a luchar por ello, primero que

Pensemos en Castellón, la Feria de la Magdalena, en tu plaza y con tu gente a inicio de temporada, y que llegue lo que tenga que llegar…

Fíjate, principio de temporada, una feria de la categoría de Castellón y un triunfo ahí te puede abrir otras puertas. Después la mente está ahí y hay que intentar como sea entrar en Madrid y que allí pueda arreglarse un poco la temporada. Si Zaragoza no puede ser en El Pilar y tiene que ser por San Jorge, no me importa pero creo que tengo el derecho de volver. La de Castellón es la que hay ahora mismo y es la que hay que pensar.

¿Te gustaría agradecer a alguien por su apoyo?

Si tuviera que agradecer es tanta la gente que tendríamos que hacer otra entrevista jeje… Primero agradecería a mi familia por entenderme, por aguantarme, ya que ellos son los que están ahí en todo momento. También hay mucha gente que se ha ido cruzando en el camino para aportarme, como el ganadero Pedro Jovani; mi buen amigo Chino, que siempre me ha acogido los inviernos en su casa de Medina Sidónea, a muchos ganaderos que me han abierto sus casas; a José Vicente Feliz, que es un hombre que me ha aportado mucho, a los apoderados que he tenido que me han allanado el camino. También a esos ganaderos que me abrieron las puertas de sus casas y a mi Peña Taurina, que hace grandes esfuerzos. Pero cómo no, quiero agradecerle a mi pareja, que es la que me aguanta los malos humores y lleva conmigo desde antes de que me iniciara en este camino.

MÁS JONATHAN QUE VAREA…

Referente: Me fijo en todos los toreros, incluso de los novilleros sin caballos, pero el más completo fue Manzanares padre. Todos los toreros le envidiamos porque es torero de toreros.

Cartel soñado: Pueden ser muchos, pero junto a Manolete, Manzanares, Paco Camino…

Hobby: Jugar al fútbol y el frontón.

Número de la suerte: Me gusta el 7, aunque soy más de números pares.

Supersticiones: No soy muy supersticioso, pero por si acaso cuando ves a tus compañeros hacerlo, tú no lo haces. Tengo alguna manía y no dejo nunca la montera encima de la cama además de iniciar el paseíllo con el pie derecho. También tengo mi pequeña capilla donde rezo cada tarde, que puede ser mi amuleto.

Una plaza: La que me quita el sueño es Madrid, con la que llevo soñando desde pequeño. La primera vez que fui a visitarla estaba vacía y se me encogió el estomago. Si me pinchan en ese momento, no me sacan ni sangre jajaja Cuajar una gran tarde allí debe ser indescriptible…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*