Entre todos la mataron y ella sola se murió

Entre todos la mataron y ella sola se murió

Por José Antonio “Blanquet”

En el mes de Octubre, el Partido Popular valenciano presentó en Las cortes una propuesta no de ley (PNL), por petición del Consejo de Médicos de la Comunidad Valenciana (con sumo interés desde Castellón), para que se pusiese un segundo médico (con la especialidad de traumatología o cirugía general) en los festejos de bous al carrer en municipios de más de 5.000 habitantes y con la modalidad de “toro cerril”, solicitud que desde hace más un año se denegó en la Comisión Consultiva de Bous al Carrer y donde existe una sentencia que así lo aprueba, al ser considerada una medida innecesaria. pero afortunadamente se dan cuenta del grave error y registran la propuesta pero no la tramitan, un pequeño desliz político.
En Diciembre, Podemos presenta una enmienda en Las Cortes, con la Ley de Acompañamiento a los presupuestos de la Generalitat que es probada por PSOE y Compromís, con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP, de poner el segundo médico. De nuevo, el Colegio de Médicos insta a hacer caja, de nuevo, metida de pata y aprobación de algo que no se plantean la repercusión o daño que realizaran con los festejos taurinos (quiero pensar…. que no fue un acto de mala fe).
Desde el 1 de Enero de 2.018, entró en vigor la susodicha Ley 21/2017, de 28 de diciembre, de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera, y de organización de la Generalitat, en la cual literalmente dice:
Para la celebración de los festejos taurinos tradicionales (bous al carrer), el organizador deberá disponer de un servicio médico atendido por personal médico y personal de enfermería. El personal de los servicios medico quirúrgicos, tanto en instalaciones permanentes como temporales o móviles, constará al menos del jefe del servicio medico quirúrgico, que será licenciado en medicina con la especialidad de cirugía general o traumatología, cuya función será la de responsable de las actuaciones medico quirúrgicas que se deriven del espectáculo; un ayudante que tendrá la titulación de licenciado en medicina, cuya función será la de ayudar a los actos médicos que se produzcan en el espectáculo; un diplomado (graduado) universitario de enfermería o
ayudante técnico sanitario y personal auxiliar.
La persona que ostente la jefatura del servicio médico deberá tener conocimientos en soporte vital avanzado y formación en materia de asistencia médica a heridos en festejos taurinos. La certificación será emitida por su colegio profesional o por los organismos oficiales competentes.
Durante estos días se está trabajando mucho en despachos para intentar revocar dicha Ley con el consenso “teóricamente” de todos los grupos políticos al ver la “metida de pata” de todos ellos, ya que esta ley encarece y hace peligrar los festejos taurinos en muchas localidades, cuando la gran mayoría de equipos médicos estabilizan a los heridos para su posterior traslado al hospital. Lo que nos hace preguntarse; ¿para que sirve el segundo medico especialista? Fácil respuesta que dejo a la libre interpretación del lector mientras mi pensamiento se decide por mero interés económico del sector médico.
Hoy el portavoz del PSOE en Las Cortes, insta al PP para presentar una moratoria de dos años para revocar dicha ley, con lo cual el PP, no está de acuerdo en la moratoria y la rechaza. Otra vez la piedra por el aire, otra vez, a ver a quien le da de nuevo….
Es decir, casi los 20 municipios que tienen organizados los festejos taurinos populares durante el mes de enero y febrero, van a tener que recortar o dejar de hacerlos, debido al gran encarecimiento por la contratación del especialista.

Pero otra preocupación alarmante asalta mis dudas. ¿Hay suficientes especialistas para tal demanda?.

De nuevo los festejos tradicionales taurinos de bous al carrer son utilizados políticamente. Parece ser, que los cerca de 10.000 festejos realizados durante el 2.017 no fueron suficientes para que quienes nos gobiernan nos respeten y se dediquen a mejorar otras necesidades de nuestra sociedad.
Hoy me siento menospreciado, aburrido y engañado por las entidades políticas.

Primero fue la puya del veterinario y ahora la puya del equipo médico. Así, no hace falta que salgan a la palestra la temida prohibición ya que con estas leyes, decretos y ordenes es suficiente para asfixiarnos. Por lo cual, y a pesar de ideologías políticas o intereses debemos estar todos unidos y luchar a favor de la tauromaquia popular.
Porque mientras ellos se reúnen, pactan, negocian o se revocan, el tiempo pasa y la solución se demora, los aficionados somos los que sufrimos y pagamos las consecuencias a pensar que en mi interior yo piense que los grupos políticos, tienen un plan B preparado y será revocada la Ley y podremos seguir disfrutando de los mismos.

Nota Informativa
*** TODAS LAS PEÑAS Y ORGANIZADORES QUE REALICEN FESTEJOS A PARTIR DEL DÍA 1 DE ENERO DE 2.018, TIENEN QUE CONTRATAR UN JEFE DEL SERVICIO MEDICO QUIRÚRGICO, QUE SERÁ LICENCIADO EN MEDICINA CON LA ESPECIALIDAD DE CIRUGÍA GENERAL O TRAUMATOLOGÍA, ADICIONALMENTE AL EQUIPO MEDÍCO, O LA CONSELLERÍA NO AUTORIZARÁ DICHOS FESTEJOS.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*