Cupido intentará salvar la inocentada

Cupido intentará salvar la inocentada

A la espera del desenlace del segundo médico, derogación o moratoria

Por Modesto Martínez

No voy a hablar de amor, ¡no! No me he vuelto loco. Ni de las inocentadas que gasta. En cosa de sentimientos, como en la tauromaquia, cada uno tiene sus cosas y, si no hay hechos probados, nos guía el corazón más que la cabeza. Curioso es que hablemos de toros y citemos dos elementos del santoral y no sean ni San Isidro ni Sant Vicent o siendo en invierno de Sant Antoni o San Blas. Por desgracia, son otros y no taurinos los que nos ocupan.

Los Santos Inocentes conmemoran la matanza de los niños menores de dos años. Ordenada por el rey Herodes I el Grande con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret. Algo así pasó el pasado 28 de diciembre con la aprobación de la ley de acompañamiento, en la que imponían un segundo médico especialista en los festejos taurinos populares lo que despertaba una fuerte oposición entre los organizadores. Aquí, de momento, la matanza no se ha hecho pública pero sí que ha habido muertos: los festejos organizados por una peña de Moncada, a la cual le ha sido imposible hacer frente al elevado coste económico. La faceta religiosa de Herodes era cuestionada por algunos miembros de la sociedad judía. Él y su familia se habían convertido al judaísmo e incluso ejecutó a gente de su propia familia, entre ellos, su propia mujer. ¡No tenía piedad!

En el mundo moderno, las inocentadas sirven para tergiversar una noticia y de forma jocosa bromear sobre la actualidad. Eso ha hecho el sucesor de Herodes, intentar liar la acción que él no ha sabido gobernar, intentando confundir con documentos fuera de lugar y declaraciones contradictorias. Al nuevo Herodes hay una parte de los taurinos que ya no lo creen. Los rumores cuentan que no le ha temblado el pulso en ejecutar algún festejo y parece que por su actitud la matanza no es capaz de finalizarla.

El mando y la pericia de Herodes se verán el día de San Valentín, donde cupido le echará un cable para que demuestre que es capaz de guiar a su ejército a votar la derogación como todos los estamentos taurinos solicitan.

Esperemos que el día de los enamorados, se demuestre ese amor por nuestra cultura y no alargue la matanza por orden política desoyendo al pueblo.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.